CANAL DE NAVARRA
Gran parte de la zona media de Navarra está incluida en La fase 1 del Canal de Navarra, de manera que ya existen estructuras que permite contar con materia prima de proximidad.
 
La importancia del desarrollo del Canal de Navarra en el desarrollo del sector agroalimentario en general, pero con especial impacto en la producción hortofrutícola es innegable.
Así se asegura el desarrollo de cultivos no posibles en condiciones naturales y se garantizan las cosechas de aquellos que, no dependiendo obligatoriamente del riego, sufren mayor precariedad debido a la incertidumbre climática.

Según lo reflejado en la Memoria de la Comunidad de Regantes del Canal de Navarra, en 2018 la alternativa de cultivos de la zona regable del canal de Navarra ha incluido 47 cultivos diferentes frente a los 25 de 2009.

El Canal de Navarra dota a la Zona Media de un gran potencial para la industria agroalimentaria, ya que cuenta con producto de proximidad y una comunicación privilegiada.